Las redes sociales pueden impedir encontrar trabajo

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Probablemente el título sea un poco alarmista pero hay gente que parece que no piensa con la cabeza antes de publicar en las redes sociales.

Las redes sociales como Facebook o Twitter pueden acercarnos a amigos extraviados y familiares lejanos y también puede alejarnos de encontrar trabajo. Según una encuesta el 80% de las empresas buscan el nombre de los candidatos a un puesto de trabajo en el buscador Google.

redes sociales

Haz la prueba, busca tu nombre con apellidos en Google muy probablemente en las primeras páginas aparezcan tus redes sociales. No es nada malo pero piensa en que opinión se van a llevar los examinadores si te ven a ti borracho en una fiesta, posando sin camiseta o morreándote con otra persona.

No pienses en que todo el mundo alguna vez hizo algo parecido, la verdad es que esto es así pero una cosa muy diferente es ir haciendo publicidad, mala publicidad y eso es lo que haces con tus redes sociales. Incluso si ya tienes trabajo las redes sociales te pueden hacer mucho daño, supongamos que te encuentras mal, pides la baja y tu jefe te ve conectado todo el día al Whatsapp. ¿Qué crees que pensara?

He escuchado casos mucho más escandalosos de gente que pidió la baja y ese mismo día público un estado en Twitter diciendo “Día de playa” y adjuntando una foto, el resultado un despido. Ahora estarás pensando menuda tontería pero quien piensa que su jefe va a ponerse a buscarte en Twitter o Facebook.

La solución

La principal solución que propongo es cambiarte el seudónimo de la red social, evita poner tu nombre y apellidos, con esto también aumentaras la seguridad de tus datos. Con esta medida no impides que te encuentren, rebajas las posibilidades para rebajarlas todavía más comprueba quien puede ver tus fotos y evita usar imágenes que causen mala impresión en las imágenes públicas como las de perfil y portada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *